SOY RANCIA

Hola.
Soy rancia.
Soy tan rancia que no sé si escribiré algún post más.
Soy tan rancia que hasta yo me canso de mí misma.
La gente me aburre.
Las cosas me hastían.
El trabajo… no comments.

Soy rancia de formación, no por vocación. Me explico: me he ido haciendo rancia con los años, sin darme ni cuenta. Mi rancismo ha ido creciendo con pequeñas situaciones. I.e. vecino que encuentro en la escalera. Sonrisa profiden deslumbrante por mi parte. “Hola” cantarín y amable. Vecino que ni me mira. Situación repetida con diferentes vecinos, diferentes edificios, diferentes ciudades. Porcentaje a ojo de vecinos chungos: 90%. Y quien dice vecino dice la tienda de al lado, la taquillera del cine o el estanquero.

Trabajo: Voy a otra planta. Entro. Digo un “hola” que hasta Beethoven me habría podido escuchar. La única respuesta que obtengo es el canto de los grillos.

Salida nocturna: Tío que te entra. Que te entra mal, quiero decir. Dice alguna gilipollez. Algo superior a él le impide ser nomal, acercarse a mí y preguntar mi nombre. Lo paso mal. No sé cómo deshacerme de él sin ser rancia. Pero lo soy. Me voy alejando. O le digo que no me apetece hablar (esto se lo toman muy mal, me han llegado a decir cosas como que qué me creo, que si voy por ahí de diva, que si me creo miss universo y sandeces por el estilo…).

Amigos (conocidos): Te invitan a tomar algo. Yo no quiero. No tengo ninguna excusa. Me tengo que inventar una. Me molesta tener que inventarme excusas. La gente se toma muy mal que le digas que no te apetece ir a algún sitio. Te empiezan a preguntar qué te pasa, que si estás bien. SÍ, COÑO, SÍ, ESTOY BIEN.

Soy tan rancia que no voy a cambiar (de momento) la estética de mi blog (para dos días que puede durar…).

Ahí va una matización rancia sobre el concepto de rancio:

“Rancio”, según el DRAE:

(Del lat. rancĭdus).

1. adj. Se dice del vino y de los comestibles grasientos que con el tiempo adquieren sabor y olor más fuertes, mejorándose o echándose a perder. (Esta no soy yo)

2. adj. Se dice de las cosas antiguas y de las personas apegadas a ellas. Rancia estirpe. Filósofo rancio.(Aquí cabría tambén aquello de “rancio abolengo” – Tampoco soy yo)

3. m. Cualidad de rancio.

4. m. Tocino rancio.

5. m. Suciedad grasienta de los paños mientras se trabajan o cuando no se han trabajado bien. (Fijo que ésta no soy yo)

No tiene nada que ver conmigo. Soy rancia hasta para la definición de rancio. Es más, según la RAE, ni siquiera me puedo considerar rancia.

So sad.

Anuncios

3 comentarios en “SOY RANCIA

  1. Igual lo has escrito tú y te has apoderado de mi cuerpo y me has hecho escribir estas líneas y luego has abandonado mi cuerpo y después te has ido a tu casa a desayunar!

  2. […] Di de alta un blog y comencé a escribir, sin saber cuánto iba a durar ni si me iba a leer alguien. En esos momentos sólo quería que me leyera una persona y no me importaba nadie más. Así que empecé a teclear, sin saber muy bien el qué y salió esta entrada. […]

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s