ABSOLUTELY ZERO

Hoy no estoy bien.

Comencé el día perfectamente, alegre y con energía.
Sin embargo, el paso de las horas me empezó a provocar una especie de decaimiento feroz y una sensación de vacío que me llegó a provocar malestar físico.

Ya estaba lista para ir al gimnasio pero, nada más salir de casa, me di cuenta de

que había sido un error. Hoy hace mucho frío y el viento, en ese instante, soplaba intenso, casi gritándome que volviera a mi guarida. Llegué a la puerta del gimnasio. Y me di la vuelta. Llegué a mi casa. Me puse los auriculares y me acosté.

Me quedé dormida un rato, lo que me ayudó a despejarme un poco. Me di una ducha y sufrí más que otras veces cuando tuve que cerrar el agua, pero no me quedaba tiempo.

Cuando estoy de mal humor soy una conductora imprudente y sé que no debería. Ayer, al volver a casa, vi una caída en moto, una de tantas en esta ciudad. En esos momentos te das cuenta de lo vulnerable que eres ahí subida. Pero hoy ya se me había olvidado y fui imprudente. Conduje rápido, miré poco por el espejo, sólo quería descargarme conduciendo. Por suerte, aquí estoy, escribiendo.

Por cierto: qué es esa mierda de funda ridícula que llevan algunos motoristas en sus cascos? Me ha parecido ver lunares y florecitas y ridiculeces que me producen auténtica vergüenza ajena.

Pero de eso hablaré en otro post.

Anuncios

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s