De Las Intimidades Que No Quiero Ver

Existen comportamientos del género humano que me resultan incomprensibles. De ahí que piense si no seré una especie de extraterrestre que salió de un huevo.

La intimidad y el derecho a la misma son términos absolutamente relativos (valga la contradicción). Yo soy una fiera de mi intimidad y me molesta muchísimo cuando alguien quiere traspasar el límite sin previo aviso. Sin embargo, existe una especie humana que se pasa su intimidad por el forro. Estupendo, cada uno que haga lo que quiera con lo suyo pero esta especie también se pasa por el forro si los demás queremos verlo o no.

El tipo de actos a los que me refiero son muy concretos y me enervan al máximo:

1.- Mujer en la playa que le da por sacar las pinzas y depilarse las piernas o, lo que es peor, las ingles. Vamos a ver: Si tienes pelos y no quieres tenerlos porque te resulta poco estético, por convencionalismos sociales o lo que sea, estupendo que te los quites pero, ¿no es un pco contradictorio ir depilada porque es bonito y después andar sacándote los pelos en la playa a plena luz del día y toda abierta de patas? Me resulta asqueroso. En general, la playa es un lugar digno de estudio en el que la gente, por arte de magia, siente que tiene una mampara que les protege de las miradas del exterior (y también de los oídos del exterior).

2.- Hombre que se rasca los huevos delante de todo el mundo. A ver, si te pican los huevos, vete al cuarto de baño a rascártelos. O te aguantas. Y si es muy frecuente, seguramente si te recortas los pelos greñudos que tienes alrededor de los testículos te picará menos. Que seguro que tienes hasta nudos o rastas (que nadie se pique, eh?). Además, si una mujer hiciese lo mismo, seguro que todo el mundo diría “qué tía más cerda”. Hay una persona en mi trabajo que lo hace (un hombre). Un día, cuando estaba en pleno tocamiento huevil, me quedé mirándole el paquete fijamente. Qué piensa, que porque giremos la cabeza no estamos viendo que se está metiendo la mano hasta el escroto? Me resulta asqueroso.

3.- Mujer que se saca una teta en medio de cualquier sitio y se pone a amamantar a un bebé. De todos los actos íntimos que puede haber en el mundo, creo que éste es de los que más intimidad necesita. Y yo no quiero que una mujer que acaba de parir me enseñe una teta que, más que una teta, parece una ubre, y se enchufe la boca de su bebé. Situación que viví hace pocos días: estaba comiendo sushi y en la mesa de enfrente había una pareja con un bebé y una señora. Yo estaba muy feliz con mis rollitos y mi wasabi cuando la chica se baja la camiseta y saca una ubre inmensa llena de estrías para darle de comer al bebé. A mi que no me jodan y me digan que eso es lo más bello del mundo. ¿Bello? Si casi me sale volando el sushi que tenía en la boca y se le planta al niño en la cabeza! YO NO QUIERO VER ESAS COSAS.

Qué gente más rara hay en el mundo, de verdad…

Anuncios

9 comentarios en “De Las Intimidades Que No Quiero Ver

  1. La verdad es que no eres rara porque tampoco es que sea muy bonito,pero la cuestión es que son cosas que cuando se hacen les importan muy poco lo que piensen los demás,y es un poco de desconsideración hacia los demás, pero bueno que les vamos hacer, no mirar y hacer como si no los viéramos,porque no merece la pena perder un minuto en mirarlos.

  2. Gracias, guelgar. No me importa, si es el caso, ser rara. Cada vez me importa menos y me gusta más. A veces me doy cuenta de que miro el mundo con los ojos de alguien que acaba de aterrizar en la tierra y no entiende nada. Antes me causaba angustia. Ahora hay veces que me produce algo de incomodidad pero más que nada siento curiosidad por el comportamiento humano. Y sí, es cierto que no merece la pena perder ni un minuto mirando algo que no merece la pena, pero la curiosidad y el alucine me pierden!!

  3. bien, mi jefe me acaba de pillar descojonandome por leer “seguramente si te recortas los pelos greñudos que tienes alrededor de los testículos te picará menos” gran frase…
    tengo una amiga que no tiene ningún pudor sobre lo de la teta porque se la saca en cualquier lado y me hace sentir de un incómodo que no se donde mirar. En una reunión de amigos y sus peques estaba yo con mi video cámara y de repente me la veo por el visor con la teta fuera. Del barrido que metí para apuntar a otro lado no hay quien vea el video sin vomitar

    • Jac, querido: pobrecito, mira que tener que ir por ahí mirando tetas…

      Coñas aparte, de verdad que no lo entiendo. Por qué no te sacas tú un día la churra delante de ella alegando que te pica? No sé, a ver si se da por aludida…

      Me alegra que te guste mi frase 😉

      Un besito.

  4. me gustan las tetas, pero no cuando gotean leche y tienen a un niño pegado…
    lo de la churra es peligroso, primero porque me llamarías degenerado (con toda razón) y segundo porque no se que diría su marido.

    besos

    • ¿Que te gustan las tetaaaaaas? Pero qué tío más raro! Yo creo que lo de la churra lo puedes hacer después de beber esas tres copas que te permiten bailar. Alegas que tú también tienes leche y a tomar por culo. No querían igualdad?? Pues toma igualdad!!

  5. Nena, te perdiste el capítulo de barrio sésamo “live and let live”… Que seguro que hay gente que prefiere no verte las tetas en la playa cuando haces topless. Es cierto que amamantar es un acto íntimo, pero no me parece repulsivo aunque se haga en un lugar público. Eres la reina de la tolerancia.

    • @panchita:

      Gracias por tu comentario.

      Decir que este blog y muchas de las opiniones que aquí vierto son eso, opiniones. Esto es una especie de libreta de pensamientos que, en lugar de guardarme para mí, la abro para que quien quiera, lo lea y, como tù, me dé su opinión al respecto porque creo que es la mejor manera de aprender sobre los demás.

      El hecho de que a mí me pareza o no repulsivo un seno enorme, caído y lleno de estrías en un lugar como un restaurante cuando estoy comiendo, no lo puedo cambiar, es lo que siento. Sin embargo, jamás se me ocurriría decirle nada a esa persona. Por tanto, sí, creo que soy tolerante.

      Si encima, ya tengo que callarme en mi propio blog y no expresar lo que siento… creo que la intolerante es otra que no soy yo.

      No hago topless, aunque lo hacía, y mira, en mi caso concreto, me parece que la gente a la que le gustaba era una mayoría aplastante. Coñas aparte, si hay alguien que no está de acuerdo con el topless, que haga un blog o un artículo de opinión y que lo diga, está en todo su derecho, al igual que yo estoy en el mío de exponer en mi blog las ideas que me plazcan (y tú de expresar tu opinión al respecto, por algo los comentarios son abiertos).

      Un saludo.

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s