Julio o Cambios radicales en la gente que das por imposible.

Julio es amigo mío desde hace años (no sé porqué, pero tengo mogollón de amigos cuyo nombre empieza por J.) Vive en Galicia y, aprovechando que tenía que venir con uno de sus chicos a un campeonato cerca de Barcelona (es entrenador de atletismo), pasó por aquí y nos fuimos a cenar.

Descripción de Julio: 37 años, bastante mono, cabeza mal amueblada, muy simpático, horrible como pareja (lo digo con conocimiento de causa) y mujeriego empedernido. Siempre que quedamos hace lo posible por llevarme a la cama. Y siempre que quedamos yo hago lo posible por no irme a la cama con él (gano yo, por si había alguna duda). Por eso, cuando el viernes me puse un escote sugerente (engordar me jode por un lado pero me encanta por otro, concretamente por el lado del escote) y  me dio un abrazo largo, silencioso, sin decirme al oído nada del estilo  “me quieres matar”, se me activaron las señales de alarma. Algo le pasa a este niño.

Pues sí, algo le pasa: se nos ha enamorado.

Con su historial, yo ya lo daba por imposible. Es el típico soltero, vividor y mujeriego. Que yo sepa, y que me haya contado, siempre ha sido infiel a sus parejas. Nunca les ha dado excesiva importancia. Y siempre le ha importado muchísimo el físico de las mujeres.

Pues bien. El niño nos ha roto los esquemas a todos. No sólo se ha enamorado, sino que lo ha hecho de una tía que se parece a Rossy de Palma. Ahora, el pobre, va llorando por las esquinas porque ella no le hace caso (estuvieron juntos pero tuvieron movida), dice que le dan taquicardias, que cada vez que intenta hablar con ella se pone nerviosísimo, que hay días en los que casi no come y, por supuesto, no quiere ni oir hablar de sexo con otras mujeres. Incluso me llegó a decir (Dios, mío, se ha puesto muy seria la cosa) que si ella le dijera que quiere tener un hijo, él le diría que sí, que quiere, que quiere. WTF, Julio?

El caso es que Julio me ha devuelto la fe en los milagros. En serio, tendríais que conocerlo, no perdía tanda, estaba en todos los fregaos, insistente como él solo (capaz de desnudarse y plantarse delante de mí sabiendo que yo quería acostarme con él pero que no lo hacía por tener pareja- gané yo, por cierto, como siempre).

Y ahora que yo creo cada vez  menos en la pareja, va Julio y se enamora.

Anuncios

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s