Re


Hace unos años, cuando llegué a Barcelona, Benjamin Davies, quien después se convertiría en mi profesor de solfeo, me hizo una prueba de afinación.

El debía tocar una tecla del piano y yo, sencillamente, debía reproducir el sonido con mi voz.

Comenzamos: él tocando sus teclas aleatoriamente y yo, como un lorito, reproduciendo el sonido. Todo muy nomal y y cotidiano (al menos para él).

Hasta que llegó el Re.

Pulsó la tecla.

Yo entoné mi Re.

Y mi voz se fundió con su piano.

Se produjo algo así como una alineación de planetas. Uno de esos momentos sublimes en los que todo hace click, el viento sopla a favor, la corriente del río te lleva donde quieres y sientes que todo encaja.

Dejó de pulsar la tecla, me miró y me dijo, sonriendo: “Conserva ese Re porque es una joya”.

Hoy, al recordar esta anédota, caigo en la cuenta de que, en cada situación en la que me he sentido extraterrestre, lo único que quería era encontrar mi Re.

Ya va siendo hora de que  mi Re me encuentre a mí.

Anuncios

11 comentarios en “Re

  1. Ss(Shesings), no somos Ben Davies pero esto queda un poco cojo sin un archivo de audio que nos permita sentir tu Re.
    Veo que eres de la raza que nos habló Spielberg en “Encuentros en la 3ª fase”

  2. @Jac, querido: me parece que ese Re se quedará en aquel cuarto luminoso, con Ben tocando su piano de perfil y a contraluz.

    Te cuento un secreto? Esa peli de Spielberg la vi hace muchos muchos muchos años. Tantos, que no me acuerdo de NADA!

  3. Nunca he sabido nada de solfeo. Nada de nada. Pese a militar en una banda, y antes de ella en otra. Siempre lo he hecho todo de oído, y no es el más fino de mis sentidos. Consecuencia directa de fundirme en la carraspera del Lemmy desde que compré mi primer vinilo (Mayo de 1982). Así me luce el pelo (ironía, sí).
    Pero, de lo poco que sé de solfeo, no te pega demasiado el Re. Te hacía, desde la primera mirada, mucho más del Sol Mayor.

    • Apreciado @Dr. Arritmia:

      Mucha gente toca de oído (o de sordera). Aunque tenía entendido que tú no tocas, sino que cantas.
      El solfeo es un coñazo, la verdad, pero de repente, todo hace click y llega la magia. Recuerdo que, en las clases de Ben, me preguntaba cómo algo tan abstracto, maravilloso y lleno de sentimiento como la música podía provenir o llevarse a cabo con algo tan matemático como el solfeo. Para mí es la perfecta simbiosis entre hemisferio derecho e izquierdo, ying y yang.

      El solfeo es a la música lo que la base técnica a la danza. Es muy duro, sobre todo al principio. Pero cuando el talento y la pasión se unen a la técnica, se produce magia.

      Arrtimia: utilizas las palabras como notas de solfeo. Contigo es imposible estar en igualdad de condiciones puesto que usas esas armas a tu antojo y con una facilidad pasmosa. Esa última frase sí es música.

      • Señorita,
        Agradezco enormemente sus palabras. Sobre todo el último de sus párrafos. Pero, deje que le aclare una cosa: Poca importancia tiene el cobre en el maravilloso proceso, casi divino, de encender una luz. Más aún en estos tiempos absurdos en los que el wireless ha condenado al ostracismo a esa especie de muelle que nos unió, de forma umbilical y telefónica, a una voz en un pasado no muy lejano. Por tanto, tal y como yo asumo lo que usted detalla de forma tan deliciosa, asuma también usted su parte de responsabilidad en esa luz que, en este caso concreto que nos ocupa, nos es común.
        ¿Me entiende? Pura retórica. Estoy seguro del sí.
        Gracias (por la luz).

  4. Entre el post anterior y este, entiendo que durante un tiempo te dedicaste a la música y al teatro, ¿por qué lo dejaste? ¿qué cambió en tu vida para hacer que tomaras otro camino?
    Me causas curiosidad, siempre he oído decir que es muy difícil vivir de cosas abstractas como la literatura, la música, el arte o el teatro…pero aún así yo intento ser escritora. ¿Qué te pasó a tí?
    Y aunque no entiendo nada de música ni de solfeo, yo de ti no dejaría de practicar, aunque sólo sea para escucharte a ti misma.

    • @Ana
      ¿Es muy difícil vivir de cosas abstractas? Supongo que te refieres a ‘obtener ingresos económicos con esas vertientes artísticas’, ¿no?. Porque vivir, lo que se dice vivir o sentirse bien haciendo cosas, tan sólo es cuestión de ponerse (como diría Maradona).
      ¿Intentas ser escritora? ¿Eres ‘leíble’? Sería un placer.
      Salud!

      • A eso mismo me venía a referir doctor arritmia, a que vivir de los ingresos que pueda proporcionar esas vertientes artísticas puede ser harto complicado hoy en día. Para cantar has de haber salido en la tele pegando berridos, y luego enseñar las domingas en el interiew; y para escribir parece que últimamente hay que ser un Dárek, o un hijo de Carmen Ordoñez o escribir una biografía de la Beeeelen Esteban para que te pongan en un lugar medianamente decente en una estantería.
        Como se solía decir en mi pueblo, el que no tiene padrino, no se bautiza.
        En cuanto a lo de leíble, supongo que sí, tengo mis pequeños fans, que leen mis manuscritos para decirme corrige esto o aquello, pero de momento no hay nada publicado. Suelo andar mucho por el blog… eso sí.
        Gracias.

    • @Anna:
      Qué me pasó a mí…
      Todavía sigo sin saber qué me pasó.
      Igual publico un post con la historia, aunque no tiene nada del otro mundo, pero así os lo aclaro.
      Un beso

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s