Insomnio y Olé

Caigo rendida. Me duermo.
Me despierto. Veo las sombras que provoca la luz del despertador.
Me duermo.
Me despierto.
Necesito ir al baño.
Vuelvo a la cama. Miro las sombras. Me duermo.
Me despierto. Tengo frío. Me acurruco. Me duermo.
Me despierto. Miro las sombras. Cierro los ojos. No me duermo.
Miro las sombras. Cierro los ojos. No me duermo.
Miro las sombras. Cierro los ojos. No me duermo.
Abro los ojos.
Cojo el teléfono. Abro el email. Leo el correo.
Abro el Reader. Leo.
Se me acaba la batería.
Me levanto. Cojo el cargador. Cargo el teléfono.
Cojo el libro de Murakami. Me voy al salón.
Me tumbo en el sofá. Termino el libro.
Vuelvo a la cama. Cojo el teléfono. Abro Youtube. Miro vídeos.
Ya son las 8. Ahora sí, no? Ahora sí me muero de sueño.
Ayer, hoy, mañana, desde hace más de 15 años.

Y Olé.

Anuncios

8 comentarios en “Insomnio y Olé

  1. Yo también tengo de eso. Es muy desagradable. Menos mal que va por meses, meses que sí, meses que no, al menos los que no me harto de dormir.
    ¿los hombres también tienen insomnio? Todos los que conozco, desde hermanos, hasta mi pareja, sus amigos, etc… son como muñecos, caen en la cama y se les cierran los ojos.

    • @Ana:
      Sí, los hombres, definitivamente, tienen insomnio. En mi familia hay varios. El referente más cercano es mi padre, que no se duerme hasta las tantas. En mi caso, ya ves, me duermo enseguida, pero me despierto a media noche.

  2. Pocas veces paso yo sin dormir. De hecho, normalmente duermo como un bebé. También es cierto que todo depende de lo que me lleve a la cama. En la cabeza, quiero decir. Mis insomnios, afortunadamente escasos, suelen estar producidos por preocupaciones laborales. Cuando es así, ni levantarme, ni leer, ni surfear por la web, ni nada. Me zumba tanto la cabeza y me rallo de tal manera que lo único que puedo hacer es dejar que llegue de nuevo la hora de levantarme.
    Imagino que el insomnio crónico debe ser insufrible.

  3. Coincido en las dos primeras lineas, paso a la 9 y la 10 y, por supuesto y por desgracia, acabo en las dos últimas que son las que más joden. Bueno, es verdad, las rayaduras previas tampoco son moco de pavo.
    Como yo soy tonto, me consuela el mal de muchos.
    Aunque por joder diré que algunas veces no duermo mal.

    • Querida @fuente:

      Así que, primero, ¿hallas consuelo en el mal de los demás y, en la última línea me traicionas con ese “por joder”?

      Esta noche dormirás mal, pecador!!

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s