Carne de gimnasio

Cada vez que voy al gimnasio me sorprendo con la gente. Es interesante si lo que quieres es hacer un estudio sociológico. Sí, vale, está muy bien eso de comunicarse con el resto y tal pero vamos, que yo voy bastante a mi rollo y si encuentro a la gente que conozco, pues bien. Si no, a mi bola.

He de decir que yo voy por las mañanas, dado que trabajo de tardes, lo que implica que el tipo de persona que se dedica a cultivar su físico en ese horario suele ser algo parecido a las Señoras que.

Hay unas muy majas que siempre me saludan y hablan conmigo. Van juntas caiga quien caiga. Y una de ellas no se deja el rimmel en casa ni muerta!!!

Hay otra (esta es más bien tirando a chica que a señora) que va de megaguay y piensa que está en Fama o en alguna escuela de baile. Tanto es así que si te pones al lado y te equivocas mucho, te mira mal, te lanza cuchillos y como te descuides te pone la zancadilla o te pone el step atravesado. Que digo yo: esta mujer no habrá estado en su puta vida en una escuela de danza, donde el ambiente no tiene absolutamente nada que ver con el de un gimnasio (para bien o para mal) entre otras cosas porque la disciplina de un gimnasio es de risa comparada con la de una escuela de danza, por no hablar de otras cosas. Pues eso, esta mujer y su grupito de amigas o están forradas, o han dado un braguetazo o llevan en el paro más años que Carracuca porque a veces se hacen dos o tres clases seguidas (no os esforcéis, muñecas, no váis a tener mejor cuerpo si no variáis nunca vuestra rutina) o, lo que es peor, se ponen de palique a la salida de la clase, sentadas en un banco PONIENDO A TODO DIOS A PARIR, porque se les ve en la cara, cojones. Y se están un par de horas ahí de cháchara. Y yo me pregunto… ponen a parir qué coño.

 

Es lo que tiene

Porque vamos, a esas me las llevaría a una de las 4 ó 5 clases de danza que yo me comía en un día y les iba a bajar los humos. Ni que decir tiene que la megaguay casi ni me saluda. Creo que no soporta que haya alguien que lo pueda hacer igual o incluso mejor que ella. Pero coño, ES QUE CAE DE CAJÓN. Que con esto no estoy diciendo que yo sea megaprofesional, ni mucho menos, sino que es como jugar en dos ligas diferentes. Cuando haces varios años de danza, te metes después en una clase de step y es de risa (no a nivel cardiovascular, sino coreográfico), entre otras cosas porque en las de danza suelen ir a toda hostia y con pasos que requieren, en general, su técnica, y si no te lo aprendes, peor para ti, el profesor no lo va a repetir ni 4 ni 3 veces. ¿A dónde quiero llegar con esta parrafada? Pues que la tía esta se cree REDIOS y allí no hay que creerse nada, carajo, que uno va a lo que va, o a lo que debería, a hacer ejercicio pasándolo más o menos bien.

Los musculitos y demás hombres-escáner son un tema aparte. Yo es que, directamente, nunca subo a máquinas. Me aburren horriblemente y , aparte, parece que te estén haciendo un puto examen a ver quién está más buena.

Mira qué bueno estoy, aquí posando con este pedazo de mueble detrás, jeeeeeee, y la silla a juego, jeeee, y qué tatuaje más guay llevo a modo de cinturón. Eso sí, no me encuentro la churra.

Y ahora paso a relatar algo que ocurrió el otro día: los jueves hay una mal llamada clase de “gim suau (suave)”. Digo mal llamada porque es más baile que gim, con pasos facilitos y en la que yo me lo paso muy bien. Esta clase tiene de bueno que tú le das la intensidad que quieras porque los pasitos son tirados y es mucho de mover caderas y tal pascual. Además, el profe suele poner música en plan salsa, hip-hop y demás músicas meneadoras de cuerpo.

Esta foto no tiene nada que ver con el texto pero me da la gana a mí de ponerla

En esta clase hay muchos viejitos (todos bastante simpáticos) y las MEGAGUAYS no van nunca porque claro, oh, cómo van a hacer una clase para viejitos (lo que pasa es que son unas burras patosas y no tienen puta idea de mover la cadera ni el culo, vamos que deben de follar de pena) y piensan que es una clase suavecita. Pero claro, es lo que he dicho antes: yo salgo sudando a mares porque le doy mucha intensidad. Al grano: ya había empezado la clase y estaba sonando música así como tipo salsa y entra una pedazo de negra dando palmas y montando follón. Y TODO EL MUNDO ENCANTADO, OIGA. Mi cara fue de “zorra inmunda vaya cuerpazo que tienes me cago en tu puta madre y encima eres guapa de cara me vuelvo a cagar en tu puta madre”. Pero se me pasó enseguida y nos pusimos a hablar. Bueno, total, que la tía es una colombiana que en cuanto oye música parece que le dan cuerda, se pone a dar palmas, a dar grititos y qué sé yo. Qué pasa, que todo el mundo encantado, ay, qué simpática, claro es que lo lleva en la sangre. Pero…  ¿Y SI HUBIERA SIDO YO O CUALQUIER OTRA LA QUE LLEGA A LA CLASE TODA HISTÉRICA DANDO PALMAS Y SOLTANDO GRITOS, CREÉIS QUE HUBIERAN PENSADO IGUAL? De verdad, porque no tengo cojones para comprobarlo, pero me gustaría saberlo. Un día llegaré gritando “SABOR!!” “QUÉ RICA LA MÚSICA DE MI TIERRA” (PALMAS PALMAS) y me apuesto lo que queráis a que todos me miran con cara de “esta ha salido del frenopático”.

Y vestida de esta guisa

Por cierto, esto de que me duelan las tetas es una mierda. Cuando las tenía pequeñas me dolían en proporción a su tamaño. Ahora, también me duelen en proporción a su tamaño.

 

No me veo el ombligo

Quiero volver a la talla 85!!!

 

 

 

Anuncios

15 comentarios en “Carne de gimnasio

  1. Para que después digan que lo de ir al gimnasio es aburrido, cuando da para contar todo eso jajajajajaja
    Y yo que voy a un gimnasio de pueblo, donde todos nos conocemos y ni dios se fija en nadie porque ya nos sabemos todos de memoria (chorras, tetas y otras zonas de las geografías corporales también, aunque daría más que hablar si las duchas fueran mixtas)…
    Cuando vaya a Barna me llevas. Si por lo que cuesta la clase además de la sauna incluye la visita a todo ese zoo, está de puta madre 😀

    Besossss

  2. Mil años atrás, me apunté a un gimnasio, el primer día hice spinning y fue el que mejor me lo pasé, el resto de días que fui, que fueron muy muy pocos, había que echar una instancia para agarrar una bici de esas de spinning y nunca más pude repetir. Me metí un día en una clase de estiramientos y estuve toda la hora con miedo a que se me escapase un aire… ¡qué fatigas, chiquilla! Estoy peor que las viejas que tu gimnasio.
    Yo te aconsejo que no hagas lo de la colombiana o cubana o lo que sea, porque a ti sí que te mirarían mal. Y en cuanto a las supermegadiosas del mundo gimnasil, el día que se te escape un gas,ya sabes a la cara de quién debes apuntar.
    ¡¡Qué gente más tonta hay en el mundo!! mira que hacer competitividad en el gimnasio como si les fuera la vida en tener el culo más duro que la de al lado… po dió!!

    • Hola, @Ana!
      Pues sí, en mi gimnasio también parece que hay que pedir cita previa para coger una bici de esas, algo que yo no entiendo, sinceramente, puesto que me horroriza el spinning. Intenté hacer una clase una vez y lo tuve que dejar a los 10 minutos, entre otras cosas porque el asiento se me estaba clavando en mis partes nobles y el dolor era insoportable. Desde entonces, nunca máis.
      Que estás peor que las viejitas de mi gimnasio? Ya te digo yo que sí, pero tú y muchísima gente, tú no sabes lo que aguantan estas tías, eh? Están hechas con piezas de electrodomésticos.
      Gente tonta, hay en todas partes. Y lo mejor es que nosotros seremos gilipollas para otros. Nunca te lo habías planteado? XD

  3. gi…m.nasssio?! cuanto sufrimiento nos ahorramos los antimetrosexuales. Molaría que entraras dando palmas y diciendo QUÉ RICA LA MÚSICA DE MI TIERRA y cantaras la rianxeira, te ibas a quedar con las megapijas.
    El otro día fui a una fiesta organizada por un gimnasio y era genial. Ellos con pinta de levantar 300 kg pero no saber como se abre un libro y ellas como tronistas de mujeres hombres y viceversa. Llevaban todos mas clembuterol que Contador.
    Menos fotos de tíos semideformes en calzoncillos y a ver esa negraza!!!
    Por cierto la foto del tío en calzones parece que se está oliendo el sobaco y le está dando un vaído por ello.
    Sudar por gusto… estais todos locos

    • @Jac, querido:
      Entiendo lo que quieres decir, al principio es sufrimiento, pero cuando el cuerpo empieza a liberar endorfinas (hormona de la felicidad), es un no parar. El cuerpo es sabio, amigo.
      Pues no había pensado lo de A Rianxeira, pero vamos, que reír me reí un hueval mientras me lo imaginaba. Eh, pero que no son megapijas, eh? De pijas no tienen nada.
      En los gimnasios hay de todo, no sólo gente como la que había en la fiesta a la que asististe (qué coño hacías tú en ese tipo de fiesta?). Al menos, en mi gimnasio, ya ves con qué fauna tan variada te puedes encontrar.

    • Hola, Sra. @Elena Lechuga!
      Me parece que tiene usted un nombre fresquísimo.
      Un placer tenerla por aquí.
      De verdad utilizas el step en casa? Yo me moriría de aburrimiento!
      Un saludo,

    • @Quico:
      Si quitasen los espejos de la sala de musculación todos los musculitos soltarían un grito al mismo tiempo que crearía una frecuencia que haría que el gimnasio se desintegrara o creara un agujero negro.

  4. 😀

    Cuando iba al gimnasio también tenía clasificada a la fauna que moraba en él. Era muy entretenido porque el sitio en cuestión estaba en una zona de clase alta-alta y vi cosas que jamás esperé.

    Lo que peor llevaba era las tías que se paseaban en pelota picada por el vestuario, arriba, abajo, y arriba abajo, para mostrar el tamaño y calidad de sus implantes y su fotodepilado brasileño.

    Qué ascazo.

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s