Que vomito!!

Advertencia: en este post la palabra más repetida es “puta” en todas sus variantes de género y número.

Me la sopla todo ahora mismo.
TO-DO
Almost.

Mañana tengo la puta cena de Navidad con mi departamento. Dos al año. Una en verano. Otra en Navidad. No sé ni por qué voy. En la última me tocó justo enfrente el jefe de departamento. Desconozco cómo fue la jugada. Yo me había sentado estratégicamente con gente más o menos simpática. Delante estaba uno de los  jóvenes, me llevo bien con él. Me distraje un momento. Cuando volví a mirarlo, ya no estaba ahí. Estaba mi jefe. Qué puta cena de mierda.

Todos los putos años tenemos que hacer el puto amigo invisible. Que de invisible tiene lo que yo de monja porque al final se sabe quién ha regalado a quién.
El primer año lo hice porque era relativamente nueva. Sabéis qué mierda me regalaron a mí? Un puto mini árbol de navidad de los chinos y una bolsa de tela de Minnie. Es que, encima, no tuvo puta gracia! Y eso me lo regaló alguien podrido de pasta. Pero es que ya no se trata de eso, sino de que si participas en la puta coñita del puto y jodido y asqueroso amigo invisible, hazlo decentemente, con un regalo decente (no me refiero al precio, sino un regalo que, al menos, haga gracia). Total, que el año pasado no participé porque me libré de la cena. Y este año, pensando que ya no se iba a hacer, empieza a comentar una de mis compañeras que si amigo invisible, que si tal y que si cual. JODER, no quiero regalarle nada a nadie! Mis regalos son siempre, siempre, muy sentidos. Los hago con muchísimo cariño, aunque sea una parida. Imagino lo que puede sentir el regalado, si le gustará, me preocupo de si lo puede cambiar o no, intento ponerme en su lugar… Y por esta gente no siento ese arranque. Por algunos siento más o menos aprecio. Pero más o menos. Siento más aprecio y ganas de regalar por algunos de vosotros que por cualquiera de ellos.

Así que, aún corriendo el riesgo de ser tachada como asocial, rancia y borde, he dicho: “yo no participo en el amigo invisibe”. Creo que seré la única. Ahora incluso me apetece no participar y que, si quieren, me pongan a parir estas putas víboras cuando yo no esté. Porque… os imagináis que me tocase alguna de mis compañeras? Me muero. Regalar algo a alguien que no te cae bien debe de ser horrible!

No, no, por ahí ya no paso más.

Luego están mis excompañeros de la escuela de danza que, a través de mi facebook humano (no el de alien), envían un mensaje masivo a no sé cuantos (ni me he parado a mirarlo) para hacer una cena. Yo ya no tengo nada en común con esta gente, coño. No me interesa hablar con ellos, ni quedar con ellos. Me aburren. Mucho, muchísimo. Pero claro, si les sueltas: “a mí no me apetece ir”, supone una ofensa enorme. Sería mucho más feliz y tendría una relación mucho más llevadera con la gente  si pudiera decir cuando quisiera y sin consecuencias, que no me apetece quedar y punto, sin dar más explicaciones,  sin que afectara a la relación con la persona en cuestión.

Pero no, una dice que no le apetece y enseguida vienen los “te pasa algo”, “ te encuentras bien?” O, lo típico, piensan que no me caen bien, yo qué sé. Por qué se complica la gente tanto? Es que no lo entiendo. Con los sencillo que podría ser todo. Y si no es sencillo, al menos, no entiendo ese afán de complicarlo todo aún más. La filosofía debería ser la contraria: no enredes la madeja, desenrédala, coño!

Hasta el momento, puedo decir que, hablando de amistad, sólo hay una persona con la que me sienta cómoda actuando como yo soy. Me acepta sin juzgarme, sin más. Si no me apetece quedar, se lo digo y punto. Y ella igual a mí. Si desaparezco, ya sabe que es por uno de mis guadianismos. Se lo hice saber una vez y lo aceptó de tal manera, que ahora, con ella,  ya no me apetece desaparecer. Sé que puedo hacerlo cuando me dé la gana y eso mismo provoca que no me apetezca. De todos modos, nuestra relación no es muy profunda (todavía). Quedamos poco (porque yo quiero, como no), no vaya a ser que me decepcione. En este punto estoy cómoda.

Llevo una época de asqueamiento por todo y por todos, joder. Espero que se me pase pronto porque no me aguanto ni yo. Puta, ya.

Ojito, a ver quién se me cruza hoy por la calle cuando vuelva en moto.

Creo que  llegaré a casa y le daré una patada al puto árbol de navidad. O, mejor, me sentaré a su lado, en el suelo, con una botella de vino y le contaré mis penas.

Anuncios

8 comentarios en “Que vomito!!

  1. No tiene nada que ver, o sí, pero el otro día me hablaron de un relaciones públicas de una discoteca que tiene síndrome de Tourette, y cuando le vienen los ataques más fuertes, agacha la cabeza e intenta hablar en voz baja. Con ello, el otro día mientras le repartía flyers a unas amigas, agachó la cabeza y empezó a decir … puta, puta, puta, puta.

    Planteatelo

  2. Buenooooo, a mi me pasa algo así, siempre me toca la china o cochina y por eso intento por todos los medios escaquearme como sea de las cenas de empresa, tanto las de navidad, las de despedida y hasta del picapica de cortesía que hacen para los empleados por estas fechas los jefes del H en las plantas.
    Hoy hablaba con un amigo de la manera que tenemos de ocultar el nerviosismo en situaciones incómodas, o al menos intentarlo… a él le da por hacer y decir tonterías en el momento crucial; a mi me da por anticipar los nervios muchísimo y ponerme a la defensiva y super borde y bocasucia con todo aquel que pillo, a todo el mundo miro cruzado y al que puedo le suelto una buena y lo siento de culo, pero en el momento crucial me centro y estoy como la seda. Parece que tú estés así hoy, desfogando tu indignación o tu rabia.
    El que inventó las cenas de empresa, por mi, debería estar ardiendo en el infierno. Son una auténtica tortura, menos mal que en el H no nos obligan a ir, la de este año es de todos los departamentos juntos, vale unos 30 euros y hasta tendremos artista invitado. Yo, como imaginarás, paso….
    Ánimo SheSays, respira hondo y sonríe. Postdata: yo también odio al amigo invisible.
    Y a su puta madre, también. 😉

    • Pero… sólo faltaba que os obligaran a ir y tuviérais, encima, que pagar vuestro cubierto! Al menos nosotros vamos a un restaurante megabueno y me pagan todo, amos, ande!!!!!
      El que inventó las cenas de empresa fue un hijo de puta. Encima te ponen vino y tienes que estar controlando no tomarte una de más (en mi caso se me suelta la lengua y digo lo que se me viene al coco).

  3. Me muero y no te educo… Regalar algo a alguien que te importa una mierda o te cae mal es de las mejores cosas que hay. Jode soltar la pasta, lo se, pero piensa en ello como una inversión para ver la cara de gilipollas que se le va a quedar cuando vea tu regalo. Ese ver como sonríe falsamente mientras tú te descojonas tántricamente tan ricamente (mola eeeh). Y cuando han pasado unos días desde el día R preguntar… -¿no te lo pones? No te gusta? Lo usas mucho? dónde lo has puesto? le has pegado ya fuego? te lo dejaste olvidado aposta en el taxi de vuelta? El amigo invisible es la vendetta de los parias y tú quejándote. Tienes ahí en tu portal un árbol de navidad horrendo y tú sólo piensas en emborracharte con él. Desnúdale, haz que sus bolas sirvan para algo …. frena que te conozco!!! Digo que envuelvas esos adornos y regala NAVIDAD, algo tan horrible y empalagoso como ver Que bello es vivir! 3 veces el día 24 de diciembre. Regala mantecados de Estepona caducados. Regala algo que los chinos se avergüencen de vender, algo que ni el Corte Inglés descambie con el ticket. Haz que regalar una cabeza cortada de caballo sea un signo de amor infinito. Regala a tu empresa el Chismorreo Definitivo de estas fiestas!! Que no decaiga ese espíritu navideño!!!!! Vuelveeeeee a casa vueeeeelve por Navidaaaaaaad, pero con tu regalo horroroso, gilipollas…

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s