3 días en Tenerife (Parte I)

Venga. Ya he vuelto. No vengáis a saludarme todos a la vez que luego me pongo tonta.

Mi viaje fue espectacular. Así, sin más, por resumirlo en una palabra. La temperatura, inmejorable. Dos de los tres días los pasé en la playa, tomando el sol y bañándome, chapoteando en el agua y guardando esa sensación para la vuelta. Hizo tanto calor que me tuve que comprar un pareo-pantalón para que el sudor no me desintegrase. Y estoy morena.

Seguro que todos lo conocéis, es una prenda que ya tiene sus años, vamos, yo diría que incluso está algo demodé. Pero como es la mar de cómodo y fresco, pues ahí que me compré uno en azul degradado ideal de la muerte.

Pareo-pantalón de toda la vida.

PEEERO, esta prenda debe de ser lo más de lo más de lo último para los alemanes guiris que andaban por la isla con sus prendas espantosas elegidas con los ojos cerrados y sus calcetines con sandalias y más cosas de las que no quiero hablar para no causar el mal.

Digo que para ellos debe de ser lo último de lo más porque me miraban todos como diciendo “Oooooohhhh, qué chica tan moderna, tan fashion, tan guay (aunque yo sólo entendía cosas como “Angela Merkel”, “Achtung” y poco más)”.

Yo no cabía en mí de mi asombro. No sólo por la vestimenta de estos terroristas de las combinaciones de colores, sino porque el pareo pantalón está ya más visto que la puñeta!!!

Y qué bañadores usan, ojjjjj, qué cosa, que espanto, esas mujeres maquilladas con el pelo rubio platino teñidísimo, esos hombres barrigones con el mini bañador marcando paquete.

Y yo, qué agustito. ¿Por qué? Porque son personas la mar de educadas. Hablan en un tono normal y, en la playa, puedes estar tranquila aunque haya mucha gente. Los únicos que gritaban eran españoles, qué raro, no? “Helenaaaaaaaaa, ven aquíiiiiii, necesito las gafas!!!” Señora, bájele el volumen al micro.

También en la playa, fui testigo de la llegada de un espécimen bastante extraño. Un señor de origen desconocido (al menos para mí) con fruta en una caja, que iba gritando “UY UY UY – AY AY AY- OY OY OY”. Y claro tienes que mirarlo por pelotas. A ver qué pasa. Y que sigue “AY AY AY, UY UY UY, OY OY OY” (le va cambiando el orden para despistar) y , de pronto, ZASCA, suelta la frase “ANANAS, MELONI, COCONUT” WTF????? Ananas, vale, es piña, Coconut, vale, es coco. Pero meloni??? No llevaba melones. A ver si va a significar otra cosa. Igual hay una fruta en alemán que se dice así. Que alguien me ilustre, por favor!

El hombre era un animador nato. A la que alguien le pidió un coconut, empezó a hacer unas cosas rarísimas para cortarlo. Primero lo partió en dos de un golpe. Luego cogió su cuchillo de Sandocán y empezó a separar la cáscara de la carne a una velocidad vertiginosa haciendo zig-zags y qué se yo!!! Iba tan rápido que no me dio tiempo a verlo! Mientras tanto, seguía gritando “ANANAS, MELONI, COCONUT!!!!” Y  se convirió en la atracción de la playa.

También pude comprobar de primera mano que El Niño Alemán Loco no está tan loco. Es que son todos así! Esa risa de poseso es de lo más normal entre los infantes germanos, lo cual me dio mucho que pensar, sobre todo porque son el futuro de una de las mayores potencias europeas, ejem, OY OY OY.

De pronto, un niño sentado en el muro de la playa (edad indefinida, soy fatal para eso, pero digamos que más o menos estaría entrando en la pubertad) se pone a llorar a voz en grito. Sí, no con llanto de llorar normal, no, llorando exageradamente, haciendo muecas y todo. Un par de segundos para saber que el pobre chaval se había perdido  y que además, sufría algún tipo de retraso (por eso las muecas). Y AQUÍ ES DONDE ENTRA ESE CUERPO DE POLICIA CANARIO, olé olé olé. Viva la policía canaria! Llegan dos pedazo de maromos altos y morenos a ver qué se cocía en aquel muro. Intentan hablar con el chaval pero no tienen ni puta idea de alemán y el pobre niño apenas entiende inglés. Uno hace de poli bueno y el otro de poli malo. El poli malo empieza a hacer gestos y a preguntar: “Pero dónde está tu mamá???” (pregunta absurda, si el niño lo supiera no estaría ahí llorando a moco tendido con cara de abandonado). Hace gestos un poco chulescos y agresivos, claro, porque es el poli malo. Pero yo lo perdono porque está buenísimo. El poli bueno mira la situación (también está bastante bueno, y, además, es bueno, así que me gusta más). El poli malo va a buscar a unos intérpretes de un restaurante cercano. Mientras, el poli bueno intenta hablar con el chaval, pero éste no sé qué le dice, yo sólo entiendo “angela merkel” y “achtung”. Aquí que vuelve el poli malo con dos intérpretes que dan más miedo que él. Lo rodean y empieza a acercarse más turistas alemanes. El niño habla con ellos pero se ve que estos tampoco entienden nada y , de repente, milagro. Al pie del muro se planta un señor alemán y se pone a hablar con el niño. Este lo mira con cara de odio y (esto sí que lo entendí) empezó a mentarle la madre (que no me extrañaría que fuera Angela Merkel). Los policías se quedan con cara de idiotas, le preguntan al hombre si el niño es suyo, éste contesta que sí entre los gritos e insultos del chaval y se lo lleva. Se disuelve el cotarro, el niño baja del muro, sigue a su padre y se reúne con el resto de su familia, eso sí, sin dejar de mentarle la madre al pobre hombre.

Achtung, baby

Otro día, más y mejor.

Anuncios

14 comentarios en “3 días en Tenerife (Parte I)

  1. Muy entretenido todo, pero hay un detalle que no mencionas y que me hace pensar seriamente si es que:
    a) se te habrá olvidado comentarlo
    b) hubo una crisis mundial y no había existencias, así que no puedes hablar sobre ello
    c) en realidad no te gusta, así que que le den por saco que te la sopla
    d) los maderos estaban tan buenos y tú te pusiste tan burraca que te bajaste veinte de penalty y no recuerdas nada
    Es obvio. Me refiero a las cañitas.
    ¿Es que en Tenerife no hay cañas? ¿O es que los invasores teutones acaparan todo y no hay donde tomarse una?
    Ya ves, datos importantes que hacen pensar si ir o no a Tenerife vale la pena.
    Eso, y que LOS maderos me la traen al pairo. LAS maderas, es otro tema. Sobre todo en pareja y si una es buena y la otra es mala, estando las dos buenas, claro.
    ♪♫

  2. Ah! De verdad las cañas son dignas de mención? Pero tú piensas, alma cándida, que hay algún rincón de España donde no se sirvan cañas? Ymás un lugar repleto de alemanes?
    Lo que pasa es que yo soy más de caipirinhas en una terraza por la noche viendo en una pantalla gigante cómo el Barça le da una paliza al Depor.

    O, en su defecto, mirando policías canarios, claro.

  3. El abrecantos te lo pones por encima o por debajo del pareo-pantalón? Si és por encima no tiene mucho sentido, y si es por debajo, es puro vicio.

    Como bien te dijo Reticle en el naranjito, se escribe “achtung”, con g final.

    • Sí, lo sé, gracias, lo cambié justo antes de leer tu comentario, pero no sé por qué Reticle me lo tiene que decir en el naranjito, así no me iba a enterar nunca.

      De todos modos, al menos sé escribir en castellano.
      El abrecantos lo puedes llevar donde quieras.

      • Qué hacéis? Rajar de mí a mis espaldas? Y por palabras alemanas? No tiene sentido, quieres que la gente comente en tu blog creando polémicas absurdas… bien! vas en el camino adecuado.. XD

        Por cierto, me ha hecho gracia lo de que te dieras cuenta de que no chillaran los alemanes. Verás, me ha recordado una historia de educación alemana. Estando yo en Alemania y bajando a celebrar la victoria de la Selección, le decíamos a todos los coches que pitaran el triunfo, y había quien pitaba por miedo a que le volcáramos el coche y había quien directamente nos dijo que no. Un hombre nos dijo que las leyes decían que pitar injustificadamente era ilegal y que por tanto él no pitaría. Decirle eso a un grupo de 20 borrachos que se abalanzan a por tu coche es de ser muy alemán, y de tenerlos cuadrados también.

  4. Jopé, @Reticle: con lo que me gusta que me hables en valencià y vas y me comentas en la lengua del imperio? Ya te vale, tío 😛

    Está claro que todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes: es muy agradable estar en la playa tranquilita, pero imagino que para otras cosas no son lo que se dice muy “sueltos”.

    Aquí nadie raja de ti, sólo invocamos tu presencia!

  5. Olé ahí ese peaso de post de SheSays!! Me ha encantado y me he partido de risa con el de los ananas, meloni y coconut, jajaja… ¿para cuando una segunda entrega de tus aventuras canarias?
    Como yo no soy nada envidiosa y además no me gusta la playa, me alegro mucho por ti que te hayas evadido unos pocos días del frío catalán y del estrés del trabajo; espero que te lo hayas pasado genial, que vengas morenita y que nos cuentes pronto la segunda entrega!!

    • @Ana: me alegra que te hayas reído. Sí, he vuelto morenita y encantada. Estoy pensando en pedirme un par de días en marzo y volver a desconectar!
      La segunda entrega… pronto.
      Un beso

  6. “El castellano (o castenallo como decimos aquí) és una lengua inculta, pues siendo la segunda lengua más hablada del planeta, tansolo representa el 5% de la producción de textos científicos mundial.” – El oráculo mecánico.

  7. Jajajajaja La cara de la Merkel al final es totaaal XD

    Creo que eres la única persona, además de los policias, que se alegran de la existencia de la policia canaria, que ha supuesto sacarse otro cuerpo de seguridad más de la manga (por si la local, la nacional y la guardia civil no fueran suficientes), con todo los gastos y piques que eso supone. Spain is different… y Tenerife ya ni te cuento.

    Me alegra que te gustara la visita. 😀

    • peibol:
      Bueno, yo me refería a la Policía Nacional compuesta por hombres canarios. XD
      Oye, me acordé de ti estando allí, eh? Aunque imagino que tú vivirás en el norte.

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s