Pequeños milagros

A veces, ocurren pequeños milagros.

Como sabéis, llevo cerca de un mes vacía por dentro, medio muerta, encontrando sólo muros y oscuridad y piedras.

No encontraba la manera de conectar conmigo misma por más que buscaba, pensaba, dejaba de pensar, salía de casa, caminaba, caminaba, caminaba, iba a trabajar, miraba llover…

Pero, como digo, a veces, ocurren pequeños milagros.

Ayer me fui a la ducha para despertar mi cuerpo de este frío polar. Siempre me pongo a pensar en la ducha pero ayer, en lugar de hacerlo demasiado, por sorpresa, sin avisar, mi boca comenzó a tararear una canción, a tararear le siguió cantar y a cantar se le unió bailar.

Cantar y bailar.

Mover la cadera bajo el agua dejando que la canción me guiase.

Algo digo “Hola” y yo sonreí.

Me gusta esa canción, me relaja.

Es esta.

 
Anuncios

10 comentarios en “Pequeños milagros

  1. Me alegra mucho leer que ya empiezas a sentir la vida correr por tus venas de nuevo. De ahí para arriba, siempre para arriba y ánimo!!!

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s