No me dejes caer de nuevo

Imagen

Hoy vuelvo aquí, a mi espacio, donde puedo desahogarme, decir lo que quiera, lo que sienta, donde nadie está obligado a leerme.

Hoy vuelvo a tener miedo. La oscuridad vuelve a formar parte de mí y tengo miedo. El hielo de la soledad me está atacando de nuevo y estoy muy cansada de luchar. Estoy agotada. Todos los días estoy agotada. Las pastillas me ayudan a dormir pero me levanto cansada. Y si no las tomo, no puedo ni dormir directamente. Por favor, ahorraos discursos sobre las pastillas porque estáis leyendo a alguien que es casi pro en la materia, así que me agotan ese tipo de discursitos. Bueno, hacedlos, si queréis, pero no responderé nada al respecto.

Ahora mismo necesito tumbarme en la cama, que me abracen y que me acaricien. Hoy necesito sentirme muy protegida, tengo miedo del monstruo, del hielo y de la oscuridad.

Hoy he hablado con Dios. Yo. Le he rogado que no me dejara caer otra vez.

Tengo que ir a la compra pero no puedo, no paro de llorar. No quiero llamar a mis padres, no quiero preocuparlos más.

Sólo hay una persona que me entiende, pero se ha ido.

Estoy empezando a odiar mi casa. La tengo a medio amueblar todavía. No es acogedora. No sé hacerla acogedora. Mi casa es un reflejo de mi alma.

Estoy agotada. Dios, por favor, no me dejes caer de nuevo.

Anuncios

8 comentarios en “No me dejes caer de nuevo

  1. Tienes que tener cuidado con no hacer de ésta tu forma de vida cotidiana, es muy fácil que te acostumbres y entres en un círculo vicioso. Intenta mejorar antes de entrar al círculo, porque puede llegar el momento en el que te plantes firmando el papel de recibir tu jubilación, habiendote arrepentido de perder el tiempo.

    Preguntaré, qué haría la “chica cuyo nombre empieza por L” del futuro si estuviese en tu lugar?.
    No pierdas mucho tiempo en esto, tu yo del futuro te lo agradecerá con creces. Lo que te digamos los demás da igual, hazlo por ella.

    Fdo. el que vive con CBC (y ya aceptado que siempre será mi compañero).
    Para todo lo demás, emails.

    • Alberto:

      Agradezco tus palabras y tu consejo. Lo intento. Todos los días. Todos. No paro de luchar.
      Me hace gracia cuando me decís eso, como si estuviera de brazos cruzados…

      • Una lástima que hubieses visto mi comentario como uno con acritud, no era esa mi intención.
        Tan solo intentaba transmitirte un nuevo punto de vista sin caer en la obviedad de escribir un mensaje de los típicos de apoyo y sin criticar tus movimientos.

        En cualquier caso, espero que te vaya bien. Sobre todo en este dia en el que son tan empalagosas las calles.

        • Alberto: disculpa si te he parecido desagradable. de verdad que agradezco tu comentario. De verdad. Además, me parece que pensar en la L. futura mirando hacia atrás (espero que no sea con una botella de lejía) es un muy buen método.
          Un beso.

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s