120

Pulsaciones en reposo.

120 latidos. Sentada. Ante ella.

120.

-No puedes, me dijo.

La miré con extrañeza.

-Ven otro día, añadió.

Silencio. Mirada penetrante. La mía.

-¿Tomas algún medicamento?

-Sí. Ayer tomé un Orfidal. Y esta mañana Trankimazin.

Mirada seria. La de ella.

– Tienes 120, repitió. 120 en reposo habiendo tomado todo eso. No puedes.

Mirada de “lo sé”, “lo sé” “LO SÉ”

-Te pasa algo, ¿verdad?

Mirada de “Me pasa todo”.

-Espera unos días. Tranquila. Pero así no puedes.

Cogí mi casco, mi cazadora marrón y me fui.

Anuncios

4 comentarios en “120

  1. Pues yo te recomendaría calma, centrarte en la gente que quieres y que tienes cerca y tratar de olvidar todo lo que te hace mal. Por alguien que te jode siempre hay alguien que te quiere bien y en eso debes centrarte, revolcarse en la mierda no es la solución. Mucho ánimo, tú puedes

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s