Prescindible

© 2012 Marcus Björkman

 

Llevo un año en este puesto, aprendiendo mucho y soportando más.

Un año con el mismo salario que en mi anterior trabajo en la misma empresa, solo que ahora tengo el triple de responsabilidad, el triple de soledad, el triple de problemas para cuadrar vacaciones, el triple de mierda entre mis manos.

He aprendido a lidiar con las las situaciones más adversa, a cerrar reuniones con la gente más “importante” de este país, a soportar dos caracteres muy diferentes de dos hombres muy distintos, a manejar información confidencial sobre temas de los que habla toda España, a enviar comunicados a toda la empresa sentada en el despacho del CEO, desde su ordenador, sin que me tiemble el pulso.

He aprendido a no llorar ante ellos, ni siquiera a sus espaldas. He aprendido a no esperar un “gracias” ni reconocimiento alguno por mi trabajo, a soportar broncas por cosas estúpidas o por asuntos que no son culpa mía, lo que hace que me la sude cuando la cago de verdad, si después me voy a llevar una bronca sin sentido.

He aprendido a soportar desaires porque el chófer no ha ido a buscar a uno de ellos al aeropuerto, sino que ha ido un taxi especial, de una empresa especial, ni siquiera un taxi común.

He aprendido que no importa lo atado, reatado y superatado lo tenga todo: si alguno de ellos tiene el día cruzado, tu trabajo no importa una mierda.

He aprendido a llevar con normalidad que 7 personas estén pendientes de un viaje común, ordinario, un puente aéreo. Siete. Siete mentes coordinándose. Ya es habitual.

He aprendido a dar la mano sin que me tiemble ni un músculo a CEOS y presidentes de las mayores empresas de este país.

He aprendido, más que nunca y, como siempre, que todos somos prescindibles.

A nivel personal, lo aprendí en mayo.

A nivel profesional, lo aprendo todos los días.

Anuncios

11 comentarios en “Prescindible

  1. El mundo laboral está hecho una mierda, es cierto, pero yo al menos no me había quedado con el detalle de que tenías el mismo salario haciendo mucho más… creo que es un abuso y de ser unas ratas miserables.
    Tienes más paciencia, moral y amor propio que una santa, yo no podría soportar el machaque de broncas recurrentes por cosas absurdas, porque ya viví algo parecido en una época de mi vida y acabé hasta el gorro.
    ¿Estás pensando buscar otros horizontes, o simplemente necesitabas desahogarte?
    Suerte y paciencia.
    Besos.

  2. Hace poco me tocó hacer cola en el INEM para tramitar mi primera solicitud de prestación de desempleo. No se estaba tan mal. Pensaba: “Voy a vivir sin trabajar durante un tiempo (está claro que no habrá ofertas de trabajo pasado mañana, ni el otro) y no tengo cargas familiares más allá de mi hipoteca, que afortunadamente es asumible por ahora, y mi propio sustento. A vivir joder”.

    Una compañera del ex-curro me comentó anteayer que los jefes se están planteando seriamente la posibilidad de volver a contratarme. A estas alturas no amo a mi trabajo y tampoco estoy seguro de poder hacerlo bien. Pero admito que ahora mismo tengo un dilema encima de tres pares.

  3. La entrevista ha sido hoy. He aceptado todas y cada una de sus condiciones. Aún me duele el culo y lo hará durante mucho tiempo.

    Y sí, sigue habiendo dilema y guerras todos los días.

  4. Estas viviendo el efecto “tuerca”; formas parte de un “engranaje mayor” pero con el tiempo, la estructura cede y gran parte del peso recae en la tuerca. Cuando la estructura deja de balancearse, todo vuelve a “normalizarse”. Al final, lo único que sobrevive es tu satisfacción personal. Te animaría a que no pierdas eso. Es el motor de tu propio engranaje.

    ¿Prescindibles?. Me temo que ponemos demasiadas esperanzas en los demás y nos olvidamos de nosotros mismos y cuando lo hacemos, es demasiado tarde, ya no se distingue con el ego y el ismo😉

    ¿Sabes? Mayo es una buena fecha para “empezar de nuevo”.

    Animo! Aunque creo, sinceramente, que no lo necesitas😏

    • Hola, raem(¿mear?)81:

      Gracias por tu comentario. Entiendo lo que quieres decir. Pero aquí ya no hay satisfacción personal. Un gran CV, eso sí.
      Un blog protegido, vaya por Dios…

      • Mear, eh? Jajaja… ok, ok😏
        Bueno, pues me alegro por tu gran CV.

        Será un blog protegido, pero es un blog vacío.. No te pierdes nada.

        He leído el resto de “cosas” que has escrito, y pocas veces he encontrado tanta “verdad” sin disfraz.

        Este que se va a “mear”, te seguirá con interés.

    • Por cierto, y dentro del campo semántico de “la satisfacción personal”, no hay que olvidar lo de llegar a fin de mes.

      Sobre todo si consigue hacerse a dos patas…

  5. Estimadísima alienígena,

    Mira tú por donde, tenemos un trabajo muy pero que muy parecido… (P’habernos matao…) Y además, quién iba a decir que es situaciones tan similares.

    Solo puedo mandarte ánimos, porque si bien el trabajo dignifica y el dinero nos hace falta para comer, si lo personal falla, cada día endurecemos nuestro carácter. Ellos no lo notan, es más, así lo prefieren, pero tu gente cercana sí. Sufren todo lo que estás obligada a aguantar y a reprimir, y eso es con diferencia, lo peor. Es demasiado injusto.

    Tal vez disfrutar de las tareas más sencillas y tener la esperanza de que algún día seremos nosotros los que pidamos un taxi y una reserva en ese restaurante tan famoso, sea lo que nos ayude a aguantar. Eso sí, cuando sea nuestro turno, intentaremos antes tratar de tú a tú a nuestros empleados… Aunque pensándolo bien, no quiero que me toque jamás ese turno. Algo bueno me tendrá que pasar antes.

    Un saludo y fuerza!

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s