No seas idiota

Foto: © 2012 Srikaton Mindarwanto

Me ha costado ponerle título a este post. En realidad no me ha costado tanto, pero es lo que me viene a la cabeza cuando escucho a cierto tipo de gente que presume de saber sobre ciertas cosas sin tener ni idea. Y no sólo presumen de saber sino que, encima, te lo quieren demostrar, cayendo en el más horrible de los ridículos.

Hay profesiones especialmente susceptibles de opiniones, parrafadas, manifestaciones de verdades absolutas y demás cosas bonitas por parte de este sector de la población que todo lo sabe. Una de estas profesiones es la de traductor. Como licenciada en Traducción e Interpretación estoy harta de los listillos que piensan que, por saber un idioma, ya sabes traducir. Por ahí los encuentras, llenándose la boca de porquerías. Pocos saben que, cuando yo hice el examen de ingreso en la facultad, uno de las partes más difíciles fue la que me retaba a demostrar el dominio de mi lengua materna.

Hace falta años de aprendizaje y, sobre todo, de práctica para ser un traductor medianamente decente y, aún así, hay casos en los que  ni siquiera llegas a conseguirlo. Con esto quiero decir que hay muy buenos traductores que no han hecho la carrera pero sí se han preocupado de tener una formación adecuada para ejercer esta profesión.

Sirva esta introducción para tratar el tema que nos ocupa: la otra profesión a la que el gran público, en general, suele recurrir para demostrar su más absoluta ignorancia es la de psicólogo. Por todas partes no hago más que encontrar a gente que, interesada por este campo o, más bien, por la aplicación de este campo en su entorno, se hacen eco de las generalizaciones más absurdas para analizar a los demás.

No me malinterpreteis: es loable que una persona quiera aprender, leer, que se interese por lo que le rodea. Pero ojo, que los análisis baratos hay que dejarlos en casa. Sobre todo si son ridículos o no te los han pedido.

No sé cómo se toman los psicólogos este afán de la gente de a pie de querer situarse por encima del bien y del mal con una actitud condescendiente que, más que ayudar en algo, sólo toca las pelotas. Sin duda, las herramientas que hoy en día nos proporciona Internet, nos puede dar una idea muy general sobre qué es la psicología, sus distintas corrientes, o resultados de investigaciones. Incluso tecnicismos que luego podremos utilizar para impresionar a la chati de turno, si me apuras. Pero seamos sensatos, por favor.

Para muestra, un botón: hoy en día cualquiera se cree capacitado para hacer casi una tesis sobre lenguaje no verbal. Lo típico: si cruzas los brazos, estás a la defensiva. Si miras hacia no sé donde, estás mintiendo. Si haces una voltereta con triple tirabuzón, es que te gustan las mariposas.  Si te tocas el pelo, blablablá. Estoy poniendo ejemplos básicos y muy tontos, pero ahí están, sentando cátedra. Y para sentar cátedra, ya tenemos a los catedráticos de verdad, a la gente que se ha pasado su vida estudiando e investigando sobre el tema.

Nada mejor que el siguiente vídeo (sin la venia del prota, que me mandará una cabeza de caballo en cuanto vea que lo he colgado) para desmitificar y desmontar las ideas que muchos tienen sobre el lenguaje no verbal. Disfrutadlo.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/tres14/tres14-jose-miguel-fernandez-dols/457284/

Anuncios

4 comentarios en “No seas idiota

  1. Es que hoy en día. en la era de la comunicación, donde escribes una chorri-pregunta en cualquier buscador de internet y te da miles de respuestas rápidas y de supuestos expertos, todos nos hemos vuelto un poco, como dice mi madre: el maestro liendre, que de todo sabe y de nada entiende.
    A mi marido le pasó el año pasado cuando mi coche decidió quedarse sin frenos, lo llevamos al taller y claro, como él es mecánico sabía lo que le pasaba, pero no tiene herramientas para arreglarlo en casa; así que cuando llegó al taller y le dijo al mecánico (uno de la vieja escuela) que el coche se había quedado sin “servofreno” lo primero que le dijo el otro, y más bien de mala manera es que “Cómo sabía él lo que pasaba al coche”. A los días, cuando fui yo a hablar con el mecánico, al que conozco desde que empecé a conducir, le dije que mi marido sabía lo que era el servofreno y que estaba roto porque él también es mecánico de coches y que no se lo había dicho porque le había dado corte.
    El tema es que vas a un foro y te puedes llegar a echar unas risas bastante buenas con las anécdotas de la gente, sobre todo si han entrado además gente desde el otro lado del charco, mi marido se cabrea cuando lee expresiones como “prendí la pc”, o “la computadora”, yo me rio y punto, entiendo que en cada parte del mundo la gente tiene sus maneras de hablar y expresarse y vicios, vamos creando muchos vicios, con el lenguaje también.
    En cuando a la comunicación no verbal, estoy bastante hasta el requetemoño de que salga gente en tv psicoanalizando los movimientos de, por ejemplo José Bretón, también las llamadas grabadas de él o hasta la letra. Creo que eso sólo vale para crear escándalo en la gente y ya he optado por cambiar de canal cada vez que le dedican un monográfico al puñetero temita de que si el tipo era un psicópata desde hace tiempo.
    Bueno, hablando de expertos en la materia del hablar sin tener ni puta idea, menuda tesis doctoral que te acabo de escribir aquí, ¿eh? Lo dejo por hoy, antes de que me estalle la cabeza.
    Nota: por cierto, lo de mi coche sí que era el servofreno, al final el mecánico tuvo que darle la razón a mi marido.

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s