Mierdas del trabajo

Hoy vengo a desahogarme por culpa de mi trabajo.

Mi horario es de tardes. Doy soporte al CEO y al presidente. Cada uno de ellos tiene su propia assistant, a las que yo también ayudo.

Básicamente, me estoy cansando de que se me trate como una ficha. A saber:

Desde que entré en este puesto, cuando una coge vacaciones y su jefe está, se supone que yo tengo que cambiar mi horario para que él no quede sin nadie que lo atienda durante toda la mañana. Bien, pues la secre del CEO (a la que llamaremos Eustaquia y es que con la que mejor me llevo aunque este tema no me gusta nada), tiene la costumbre de decirme tal día voy a hacer vacaciones, voy a hablar con él, a ver si quiere que vengas en mi horario o en el horario que él diga.

Bueno, yo al principio, callada. Pero se lo comenté a la coordinadora y me dijo que yo no tenía que estar cambiando nada, que se supone que ella, Eustaquia, debe hacer vacaciones cuando él no está. Tras esta conversación, asumo que yo le estoy haciendo un favor para que ella pueda hacer vacaciones o cogerse días.

Total, que hoy nos envía un email a mí y a la secre del presidente (a la que llamaremos Casimira) diciendo que el viernes no está y que cómo lo hacemos, que el CEO va a estar y que igual quiere que yo venga en otro horario. Empiezan a hablar de mí como una ficha y me empiezo a calentar.

Voy a hablar con Eustaquia y le digo que, según la coordinadora, yo no tengo que cambiar nada y me responde que eso no es cosa de ella, sino de los jefes. De igual modo, le digo, no voy a poder venir en otro horario porque el viernes por la mañana tengo que hacerme una ecografía.

Por suerte, Casimira se ha ofrecido a atender al CEO, así que no hay problema para el viernes. Lo que realmente me molesta es que Eustaquia da por hecho que tengo que cambiar mi horario si el jefe lo pide. No. Perdona, primero pregúntame si a mí me va bien y pregúntalo con tiempo. Porque lo que los jefes quieren es que haya ALGUIEN, le da igual si es Eustaquia o Casimira o Marciana. Así que si tú, Eustaquia, te quieres coger vacaciones, habla primero conmigo a ver si me va bien cambiar de horario esos días, y míralo como que te hago un favor, que bien que le has agradecido a la otra que te haya dicho que puede atender a tu jefe el viernes por la mañana. Hostia ya.

Mañana intentaré hablar con ella de buen rollo, porque siempre lo hemos tenido, y le diré que en julio, si se quiere pillar un par de semanas, primero me tendrá que preguntar si me va bien y si no es así, tendrá que buscar alguna solución. Y si puedo hacerle el favor, que lo vea así, como un favor. COJONES.

Llevo unas semanitas con mamoneos de este tipo en el trabajo que pa qué. Hasta las narices me tienen.

 

Anuncios

3 comentarios en “Mierdas del trabajo

  1. Hablando se entiende la gente. O eso dicen.
    La llamada flexibilidad interna (ponte ahora así que me canso) también suele venir regulada por convenio.

    Nuestros con convenios colectivos pronto se estudiaran en historia de la literatura…

  2. Y por cierto, convenios a parte, dado que parece que nos movemos en el olimpo de la alta dirección, espero que vaya bien la ecografía (o lo que se tercie vamos). Si la buena de Estaquia se interesa por ella siempre puedes decirle que te han salido los ovarios hinchados…

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s