Oración

Empiezo las vacaciones llorando, echándote de menos, deseando que todo esto solo hubiera sido una pesadilla.

Ojalá hubiera podido ir más rápido, ojalá. Ojalá hubiera sabido hacerlo de otra manera. Ojalá todavía quisieras estar conmigo.

Ojalá.

Sé que he fracasado contigo. No supe darte más. No pude darte más. Pero quiero dártelo. Ojalá me dejases hacerlo.

Ojalá esta semana de náuseas, ansiedad y orfidales no hubieran existido.

Estoy rota. Rota porque ya no estamos juntos. Rota porque te dije “te quiero” cuando ya era demasiado tarde. Rota porque, en esa despedida, tuve que verme desde fuera para no gritarte que no me dejaras, para no empeorarlo todo.

Tengo tantas ganas de abrazarte que los brazos me queman. Me siento perdida, confusa, no entiendo nada. No puedo leerte, no quiero ver tus fotos, no puedo saber qué haces, no puedo. 

Duele.

Duele saber que podríamos haberlo hecho pero que no fuimos capaces. Duele porque me queman los dedos, porque quiero escribirte, decirte que no te vayas, que te quedes conmigo, que tu gusanillo solo está dormido.

Quédate conmigo, repito, quédate. Es la única oración que sé de memoria. 

 

 

 

 

Anuncios

10 comentarios en “Oración

  1. Ahora le añoras y deseas porque ha tenido las pelotas de marcharse, harto de ti. Le empiezas a valorar porque no ha aceptado convertirse en tu mascota, pero mientras era él quien estaba rendido a tus pies le despreciabas ignominiosamente. Das la impresión de ser de ese tipo sado-maso cuyo lema es : ” no puedo respetar ni querer a un hombre que se conforma con una mujer como yo”.
    La Gata Flora, para decirlo con más gracejo. Si al hombre se le ocure la mala idea de escuchar tus cantos de sirena y regresar a tu lado ya sabe lo que le espera: otra vez patadas en el culo y humillaciones, ser tratado como tu gusanillo.
    Y encima revistiendo todo este “pasticciotto” con un aura de misticismo a lo “new age”. No te olvides de quemar una varita de incienso mientras rezas, que dicen que así hace más efecto.
    Te saluda el “ocioso de los cojones”.

  2. Buenos días, Jesús:
    Estoy pasando un mal momento y, desde ayer, solo te has dedicado a insultarme y a faltarme al respeto desde la más absoluta ignorancia y el rencor.
    Lamento que te hayan hecho tanto daño, pero todo lo que me dices a mí, quizá deberías decírselo a esa persona.
    A partir de ahora, todos tus comentarios serán bloqueados.
    Un saludo.

    • Amiga, deberías recalcar que no le bloqueas por lo que piensa, si no por la mera motivación destructiva por lo que te escribe. No quiere ver más allá y desde luego, no pretende darte ninguna “oportunidad”. Que esto no te martirice, tu puedes equivocarte y lo reconoces. Es más, seguro que escribes para llegar a esas conclusiones y como todos, luchas contra tus miserias, así q nada, has hecho bien.

  3. Estimado Jesús Ordoñez:
    Según el manual de desórdenes mentales, el autentico sadismo se caracteriza por expresar una conducta insensible, maligna, manipulativa y degradante hacia otros. Creo que usted es, nunca mejor dicho, un ejemplo de manual. Un individuo que se ceba en alguien que sospecha vulnerable para disfrutar del sufrimiento ajeno mediante la agresión y la crueldad.
    Lo siento por las mujeres que le rodeen. Su discurso suele ser la perfecta racionalización del desprecio o, peor, el maltrato físico hacia cualquier mujer que exprese abiertamente sus sentimientos y muestre un mínimo de autonomía en sus decisiones.
    Una desgracia en un mundo que ya es bastante desagradable sin personajes que practiquen la crueldad gratuita.

  4. Creo que ya no es la primera vez que digo que eso de que haya 1.000 kms de por medio es una puta mierda. Y más cuando leo cómo estás.
    Estoy contigo 24/7 para lo que necesites. No hace falta que te diga más.
    Cuídate, niña.
    xxxxxxxxxx

  5. Tu “Oración” describe perfectamente la sensación que traigo arrastrando desde hace varios meses, estoy a nada de copiarla, adaptarla y mandársela a esa chica especial, esperando sirva de algo, ya que hasta ahora ninguno de mis intentos ha servido de algo.

    • Querido Víctor A.:

      No soy quién para dar consejos, solo te voy a exponer mi punto de vista.
      Si ella no quiere estar contigo, da igual que le envíes este post, mil flores o cartas interminables. No conozco los detalles de tu relación con ella, pero en tu comentario has explicado que ninguno de tus intentos ha servido de algo.
      ¿Por qué luchar por el amor de alguien? Por el amor no se lucha. El amor viene. Si te quiere, estará contigo. Lo peor que te puede pasar es que vuelva contigo por lástima, porque eso no es amor y, además, terminaría dejándote de nuevo.

      Un abrazo.

Talk to me, baby

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s