La vida en sueños

dream

Soñé que iba a Inglaterra y las Spice Girls me esperaban para el té, aunque habían perdido a otra más y de cuatro pasaron a tres.

Pero no veas las tías, seguían en plan Spicy y querían hacerme qué sé yo bajo la mesa.

Casi que te piras, Martian Hop, una Spice está a punto Sigue leyendo

Anuncios

Una entrada salida de la nada

A veces vengo y leo lo que ha escrito esta extraña. Entro un ratito, muy de vez en cuando, y con ojos que intentan ser ajenos, me miro desde fuera.

Hoy regresé a esta casa a responder un comentario y me quedé un rato. Qué raro es verse, leerse. Qué extrañas retumban las palabras no dichas, sobre todo si esas palabras son las nuestras. Es como ver fotos antiguas en las que nos reconocemos. Algunas incluso nos hacen esbozar una sonrisa.

Este tercer párrafo, escrito tras el último sorbo de un colacao tardío, termina, de un modo grotesco, una entrada salida de la nada.

 

Desde platea

Me despierto en una especie de nebulosa y sé que está ocurriendo otra vez.

Observo mis manos, mis brazos, mis piernas y sé que son míos porque lo he aprendido.

Me calzo una zapatilla, luego otra, voy al baño y confirmo que hoy me ocurre de nuevo.

Película.

Soy un robot al que un cerebro da órdenes. Es mi cerebro. No soy yo.

Vivo en Barcelona. Vivo sola. Sé cómo hacerme el desayuno, ducharme, pero me cuesta elegir. Elegir ropa, por ejemplo.

No tengo conciencia del yo.

No entres en pánico. Sigue leyendo

Bajones repentinos

Y, de pronto, la realidad te pega una bofetada.

Lo que tenías en la cabeza se vuelve hacia ti, te pregunta si tienes los cojones de darle forma o no. Y te das cuenta de que sí, que lo que era una simple idea, se ha transformado en algo.

Hoy he vuelto a tener un ataque de realidad. Los cambios suelen ser difíciles.Y este está siendo especialmente doloroso. Por mucho que a veces mire hacia otro lado, por mucho que huya, que entierre la cabeza. Sigue leyendo

Friendship equals bullshit

Los recientes acontecimientos que se están produciendo en mi vida han hecho que diferentes personas me digan: “si necesitas algo, ya sabes dónde estoy” o “puedes llamarme cuando quieras” o alquien da a entender que es mi amigo, que le puedo contar algo chungo, hacerlo y no recibir respuesta o sentir que hablo con una pared. O que alguien más desequilibrado que yo se permita darme consejos. Sigue leyendo

Tiempo

 

Qué ocurre para que percibamos el tiempo de una u otra manera?

Hablando con cierta persona de lo rápido que pasa el tiempo, esa frase tan manida pero tan cierta, confesamos que nos asustaba la velocidad a la que transcurren los meses (y los años!). Recuerdo el pasado mes de agosto, cuando aún no había empezado mi periplo por el Norte de España que dije: cuando menos me lo espere, ya estaremos en Navidad. No solo estamos en Navidad, sino que tenemos por delante un año entero. Qué miedo. Las páginas en blanco me causan horror. Pero creo que esto sería un tema para otro post. Sigue leyendo

Desafinando

Otra vez, como tantas otras, ante mí se cierne la sombra.

El alien.

Un compañero de viaje que siempre está ahí, aunque no siempre se hace notar.

Otra vez me siento como  esa pieza que no va en ningún sitio. Creo que la máquina a la que pertenezco ya no la fabrican, o quizá todavía no la fabriquen. Hay piezas que aparecen por arte de magia y no sabemos de dónde han salido, ni a dónde pertenecen. Sigue leyendo

S.imple A.nalysis of M.yself

Este post es un pensamiento,  algo que tenía expresar y que, por tanto, la mayoría de vosotros no entenderéis. Más bien ninguno de vosotros.

Simplemente, lo necesitaba.

Ayer estaba haciendo transbordo de la Línea 2 a la 3 5 en Sagrada Familia,  y comencé a subir el segundo tramo de escaleras normales en lugar de hacerlo por las automáticas.  Como casi nadie sube andando, fue muy fácil ver a la persona con la que me iba a cruzar en escasos segundos. Nuestras miradas se encontraron unos instantes. Casi me quedo sin habla al comprobar lo mucho que se parecía.  Me vinieron a la mente recuerdos intensísimos y la sensación de que el tiempo se había parado. Por un instante, la gente dejó de caminar y sólo nos movimos él y yo, hasta que nos cruzamos, él bajando las escaleras y yo, subiéndolas. No quise mirar hacia atrás por si acaso resultaba ser real. Sigue leyendo

Dadme abrigo y moveré el mundo

 

Tengo la manía de autoanalizarme.
Puta manía.
No es algo de lo que me sienta especialmente orgullosa, puesto que me acarrea más desventajas que ventajas, comeduras de tarro, dolores de cabeza y otros sinsabores que sólo me llevan a callejones sin salida.
Por eso intento no darle demasiadas vueltas ni tomarme a mí misma demasiado en serio, aunque la mayoría de las veces no lo consiga.
Sin embargo, algunas veces, pocas, el autoanálisis me aporta algo de luz, que suele venir acompañada, como ya os había explicado, Sigue leyendo